La desinfección de las aguas residuales no genera trihalometanos

Un equipo del CSIC liderado por Josep María Bayona ha demostrado que el tratamiento de desinfección al que se someten las aguas residuales urbanas como tratamiento previo a su utilización para el riego, no genera subproductos cancerígenos clorados.

Las aguas residuales antes de su vertido son sometidas a un tratamiento encaminado a minimizar su impacto en el medioambiente. Si se pretende utilizarlas para el riego es necesario, además, desinfectarlas, ya sea con la adición de cloro o con la exposición a radiacion ultravioleta.

El estudio se ha realizado en tres plantas de depuración en explotación. Los niveles medidos de trihalometanos son inferiores a los permitidos en el agua potable. Se cree que estos valores, inferiores a los esperados, se deben a la presencia de amonio en las aguas residuales. Este resultado desaconseja la eliminación del amonio en aquellas aguas destinadas a ser desinfectadas.

Sobre la utilización de la pulpa de manzana como materia prima en la fabricación de carbón activo

El carbón activo es un material muy empleado en diversos sectores de la industria por sus excelentes propiedades para la adsorción de líquidos y gases.

Sus aplicaciones son tan variadas como lo son las materias primas que se emplean en su fabricación: carbón mineral, madera, huesos de frutas, cáscaras de frutos, etc.

Un equipo de investigación formado por personal del Instituto Nacional del Carbón del CSIC y de otro instituto suizo han desarrollado un procedimiento industrial para utilizar la pulpa de la manzana como precursor.

La pulpa de manzana es un residuo de los procesos de fabricación de sidra y zumo de manzana. Este nuevo procedimiento supondría su puesta en valor y la reducción de los residuos generados al fabricar sidra y zumo de manzana.

El proceso es, además, menos agresivo con el medioambiente y más sencillo que los empleados en la actualidad al utilizarse vapor de agua como agente activante en lugar de agentes químicos.

El producto obtenido tiene unas propiedades físicas muy interesantes para su empleo en la fabricación de supercondensadores, componente muy importante en los vehículos eléctricos, y campo de aplicación que se espera que sea muy importante en un futuro próximo.

El Instituto está buscando socios industriales entre los sectores generadores de pulpa y los productores de carbón activado.

Ya se han publicado los primeros resultados del análisis de la atmósfera de Titán

Los datos empíricos, proporcionados por el instrumento HASI (Huygens Atmospheric Structure Instrument) que ha viajado hasta Titán a bordo de la sonda Huygens, coinciden con los proporcionados por los modelos teóricos.

El estudio, realizado por un grupo internacional de científicos y técnicos de Italia, Francia, Finlandia, Reino Unido y España, ha sido publicado en la revista Nature.

Por la parte española han intervenido José Juan López-Moreno y Rafael Rodrigo del Instituto de Astrofísica de Andalucía (CSIC). El primero de ellos considera que la atmósfera de Titán es un retrato de la de la Tierra hace unos 3.500 millones de años y que el conocimiento de la atmósfera del satélite de Saturno nos ayuda a conocer nuestra propia atmósfera.

Por primera vez, gracias al HASI, ha sido posible medir de manera directa la temperatura, presión, densidad y propiedades eléctricas de la atmósfera del satélite entre los 1.200 km de altura y la superficie. Igualmente se ha determinado que la ionosfera ocupa una capa entre los 120 km y los 40 km de altura.

La atmósfera de Titán es la más parecida a la de la Tierra que se ha encontrado, es rica en Nitrógeno y densa. Se considera que su mayor distancia al Sol ha hecho que su evolución haya sido más lenta.

El HASI portaba además, un micrófono con el que se grabó el sonido (mp3) de la atmósfera de Titán durante su descenso.

Sonda Cassini-Huygens (www.sondasespaciales.com.com)

Sonda Cassini-Huygens (www.astroenlazador.com)

Sonda Cassini-Huygens (www.nasa.com) (en inglés)

Sonda Cassini-Huygens (www.esa.com) (en inglés)

Las lagunas profundas podrían ser empleadas para reducir la concentración de metales pesados en aguas residuales

La investigación ha sido llevada a cabo por un equipo de investigadores españoles del Departamento de Contaminación Ambiental del Centro de Ciencias Ambientales del CSIC y los resultados publicados en la revista LIMNETICA

Los procedimientos para eliminar los metales pesados de las aguas residuales que se vienen empleando son complejos y caros. El estudiado por el equipo de la doctora Arauzo es sencillo y económico. Según este estudio, la reducción del cromo, hierro y cinc llegó a ser del 60%.

El procedimiento se basa en el mismo principio de autodepuración que rige el ciclo natural del agua.

Los experimentos se han realizado en una laguna de 4,75 m de profundidad, 2200 m3 de capacidad y forma de pirámide invertida, situada en la Finca Experimental La Poveda (Arganda del Rey, Madrid).

Las lagunas profundas tienen frente a las poco profundas las siguientes ventajas a igual cantidad de agua almacenada:

  • Ocupan menos superficie y la inversión necesaria en terrenos es menor.
  • Las perdidas de agua por evaporación son menores, lo que significa que el agua que sale de ellas es menos salina y se puede emplear en riegos.

En estos momentos la investigación está paralizada por falta de financiación.

Manifiesto por la cultura veraz

Promovido por la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, este manifiesto ha sido suscrito por más de trescientas personas de muchos ámbitos: destacan investigadores científicos, periodistas y divulgadores científicos, pero también profesores, estudiantes, y profesionales de numerosos ámbitos. Un amplio espectro social de personas preocupadas por este tipo de manipulación del conocimiento.“La evolución de la sociedad depende de su cultura y, en nuestros tiempos, buena parte de esta depende de los medios de comunicación, que deben, por tanto, presentar la realidad de forma correcta, utilizando los hechos y razonando a partir de ellos. Evidentemente, los razonamientos relativos a la política, a las actuaciones de los gobiernos y, en general, los hechos relativos a la sociedad, son incompletos y su análisis suele llevar incorporado un cariz subjetivo que depende de la persona que hace el análisis. Sin embargo, cuando se seleccionan los hechos y se mezclan con la finalidad de obtener una conclusión, el resultado es manipulación.”

El manifiesto cita como ejemplo el programa “Cuarto Milenio”, del recientemente creado canal de televisión Cuatro: “Un canal que nace con vocación de formar e informar no puede ni debe tener este tipo de programas. Si un locutor del canal afirma, en el transcurso de un mismo programa, que el hombre nunca llegó a la Luna, que el Apolo 11 detectó un ovni en su viaje a la Luna y que en los alunizajes se descubrieron construcciones alienígenas, no sólo no debería tener ningún tipo de crédito sino que debería ser eliminado inmediatamente de la programación.” El problema, sin embargo, afecta también a otros canales televisivos (es notable el caso de la serie “Phenomena” de la Televisión Autonómica Canaria, en la que se afirman las más sorprendentes fenomenologías paranormales sin aportar nunca un balance racional de ellas). E igualmente sucede en numerosos programas de radio.

Los firmantes abogan por un control de calidad en los medios de comunicación que permita el asesoramiento en estos temas por expertos y separar “los hechos de las opiniones o especulaciones propias del presentador del programa o de la sección correspondiente ”, así como por que, en su compromiso con la cultura veraz, eliminen de su programación estos contenidos pseudocientíficos.

Este manifiesto es una alerta que ha promovido la SOCIEDAD PARA EL AVANCE DEL PENSAMIENTO CRÍTICO. “Defendemos la necesidad y el derecho de los ciudadanos a una cultura veraz y a una crítica racional que debería ser la base de los contenidos informativos de los medios de comunicación”, ha expresado Félix Ares de Blas, presidente de la misma. Esta asociación, desde hace veinte años, mantiene una decidida apuesta por esos contenidos, con actividades para el mundo escolar y publicaciones como “El Escéptico”.

ARP – Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico

Presentado el coche más pequeño del mundo

· Se trata de una molécula con forma de coche y un tamaño de 4 nanometros

Se puede definir como nanocoche monomolecular , y ha sido diseñado y construido en la Universidad Rice de E.E.U.U.

La molécula, formada principalmente por átomos de carbono, tiene forma de H y en la que los palotes verticales son los ejes en cuyos extremos están las ruedas y el trazo horizontal es el chasis que mantiene unido los ejes. Tiene un tamaño de 4 nanometros, para hacernos una idea un cabello tiene un diametro de 80 000 nanometros.

La molécula no solo tiene forma de coche, sino que también tiene parte de su funcinalidad; las ruedas giran y la suspensión permite al nanocoche adaptarse a las irregularidades del terreno por donde circula. Sin embargo carece de motor.

Las ruedas son una estructura conocida como futboleno, fullereno o buckyball

Una de las dificultades con la que se ha encontrado el equipo de investigadores ha sido demostrar que el vehículo no se limitaba a deslizar sobre la superficie sino que rodaba.

Experimentos como estos sirven para poner a punto técnicas para la síntesis de moléculas a la carta. El siguiente paso es la construcción de una “nanofurgoneta” con capacidad para transportar carga.

Idean un tratamiento para mejorar la calidad de las uvas de mesa

· Aplicado antes de que el fruto madure, aumenta el tamaño y mejora la consistencia.

Dulces, rojas y con efectos antioxidantes, sobre todo si se comen con piel. Estas son las cualidades que reúnen las uvas de mesa roja variedad Crimson (Vitis vinifera L.). Sin embargo, en ocasiones las manipulaciones que sufren desde su recolección hasta caer en manos del consumidor final provocan alteraciones en el fruto. Un equipo de investigadores del Departamento de Nutrición Vegetal del Centro de Edafología y Biología aplicada del Segura del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) acaba de probar una combinación de “bioactivadores” no contaminantes, clásicos y de nueva introducción que, aplicada sobre las hojas de la vid durante el cultivo, podría paliar estos problemas, según publica la revista Spanish Journal of Agricultural Research.

El tratamiento combina nitrógeno y calcio, dos elementos imprescindibles para el metabolismo de las plantas. En concreto, el nitrógeno afecta a las características sensoriales de la fruta (sabor, textura,.). Por su parte, el calcio afecta a la consistencia del fruto, al tratarse de un elemento clave en la estructura de las células vegetales. “La asimilación de este mineral durante el desarrollo del fruto es uno de los mayores problemas que afectan a la calidad comercial, y se le considera responsable de mucha enfermedades que surgen tanto durante el cultivo como en la conservación frigorífica y la comercialización”, explica Fernando Riquelme, autor principal del estudio. Aunque era lógico suponer que un posible remedio sería aplicar aisladamente calcio y nitrógeno sobre la vid, en la práctica los investigadores observaron que esta estrategia apenas generaba cambios en el fruto.

Efecto combinado

La solución llegó de manos de un tercer ingrediente: el titanio. En sucesivos experimentos, Riquelme y su equipo comprobaron que si añadían ascorbato de titanio al nitrógeno y al calcio mejoraban algunos “índices físicos” de la planta. El resultado eran racimos de uva de color rojo algo más intenso, con menor desprendimiento de los granos y mayor resistencia de la piel de la uva durante su manipulación. Eso sí, los efectos sólo aparecían siempre y cuando que el spray se aplicara, según Riquelme, “en los momentos adecuados, fundamentalmente en las etapas inmediatas al cuaje de los frutos”.

Los resultados indican que estas mejoras en la calidad de la cosecha son el resultado de la intensificación de la actividad general de la planta por una mayor eficiencia de las funciones fisiológicas, especialmente de los procesos de absorción y asimilación de sustancias nutritivas como el hierro, el calcio, el cobre y el zinc.

Fruta mejor conservada

Aunque el producto se ha probado ya en plantaciones comerciales de vid, los ensayos son, de momento, experimentales. Antes de su aplicación práctica será necesario repetirlos en diferentes condiciones y de forma continuado durante distintos ciclos de cultivo. El éxito en estos futuros ensayos permitiría ofertar a los consumidores uvas de más calidad, consistencia y vida útil, de mayor tamaño de grano y menor riesgo de alteraciones en posrecolección.