Los átomos

Toda la materia que nos rodea está compuesta de átomos. Sólo se conocen unas 118 clases de átomos, cada una de ellas corresponde a un elemento, de los que sólo 92 son naturales, el resto han sido sintetizados por el hombre en laboratorios. Toda la materia que conocemos está formada por combinación de átomos de esos 92 elementos.

El átomo más sencillo está compuesto por un protón y un electrón a su alrededor, se trataría de un átomo de hidrógeno. Si añadimos un protón, dos neutrones -para que los dos protones no se repelan- y un electrón -para equilibrar las cargas positivas (protones) con las negativas (electrones)- habremos fabricado un átomo de helio. Con un protón, un electrón y un neutron más, el helio se habrá transformado en litio. Con un protón, un electrón y dos neutrones más el litio se transforma en berilio. Podemos continuar este experimento teórico hasta llegar al átomo de uranio con 92 protones, 92 electrones y 146 neutrones, momento en el que habremos sintetizado átomos de todos los elementos presentes en la naturaleza.

No tiene mucho sentido sintetizar -por ejemplo- átomos de hierro de esta manera puesto que los podemos coger de la naturaleza. Sin embargo, sí es interesante sintetizar de esta manera átomos de elementos no presentes en la naturaleza para estudiar sus propiedades. A esto se dedican varios laboratorios en el mundo, que han llegado a sintetizar un átomo con 118 protones y 176 neutrones. Este elemento recibe el nombre provisional de Ununoctio.

La identidad del átomo sólo la determina el número de protones presentes en su núcleo. Si a un átomo de litio le quitamos o ponemos un neutrón seguirá siendo litio, pero un isótopo diferente. Y si repetimos la acción con un electrón no quedará un ión de litio, pero seguirá siendo litio.

El protón tiene carga positiva, el electrón la misma cantidad pero negativa y una masa 2000 veces más pequeña y el neutrón no tiene carga y una masa muy parecida a la del protón.

Los elementos más abundantes en el universo son con diferencia el hidrógeno y el helio, más descolgados le siguen: oxígeno, carbono, nitrógeno, silicio, magnesio, neón, hierro, azufre, etc. Los datos los puedes encontrar en esta dirección.

Los protones y neutrones se encuentran en el núcleo del átomo con los electrones alrededor aunque bastante alejados del núcleo. Se tiende a pensar en el átomo como una especie de sistema solar en miniatura con los electrones orbitando alrededor del núcleo, como los planetas lo hacen alrededor de El Sol; la realidad es bastante menos intuitiva y los electrones no giran alrededor del nucleo sino que se encuentran en determinadas regiones de su periferia.

Combinando los átomos formamos moléculas, pero de ellas ya hablaremos otro día.

Advertisements